JOSEP FONT & DELPOZO

Un año después del fallecimiento de Jesús del Pozo, Josep Font, llegaba a la firma para hacer de Delpozo un nombre internacional y crear una silueta reconocible, de volúmenes y proporciones trabajados artesanalmente.

Uno de sus primeros pasos al frente fue el de simplificar el nombre declinándose por el apellido del creador para darle un aire más internacional, rejuveneciendo y siguiendo el legado de Jesús del Pozo.

Font, posee la varita mágica para de mezclar colores, texturas y volúmenes. Apostó por bordados de calidad que en principio elaboraban monjas de clausura, hasta que reclutó a personal de la escuela de Lesage.

El resultado fue un universo único, personal y reconocible. Sin necesidad de logotipos, una creación de Delpozo se reconoce al primer golpe de vista.

Font creó una mujer para Delpozo con siluetas arquitectónicas que parecen llegar de un mundo fantástico y una paleta de colores que se mueve entre oníricos tonos pastel y tonos más saturados .

La proyección internacional de Delpozo ha sido patente, mediante desfiles en la fashion week de Nueva York o en la de Londres. Los puntos de venta creados ascendieron a 80 en todo el mundo, destacando sus tres flagships stores en Madrid, Londres y Dubái.