El influencer silencioso
El influencer silencioso
El influencer silencioso

EL INFLUENCER SILENCIOSO

El color vende, y lo hace de una manera sutil, en silencio y con el poder que le da el impacto que provoca en nosotros (a veces amor, a veces rechazo y otras muchas pasión).

Es un vendedor silencioso, que desde el año 2000 es dirigido por un jurado y como en un concurso de «misses» se proclama el Color del Año o Miss & Mister Pantone.

Hace años, en la Facultad profundizábamos en museos y bibliotecas las teorías que Michael Baxandall nos ofrecía en sus conferencias sobre el color en el Renacimiento y toda la repercusión social que este tenía en la época. Desde esas directrices diseñábamos un mapa que nos guiaría a combinaciones cromáticas alternativas y a su aplicación en el medio.

Y llegó la pantonera… que hasta hace poco era una herramienta selectiva de color usada en las artes gráficas y que a día de hoy se ha introducido en el mercado popular de tal manera, que ha creado una marca tan potente que cajas, bolsos, velas, sillas, papelería, tazas…  o cualquier artículo que pase por ahí es “pantonizado”

Los directivos de Pantone, se han erigido como los “gurús del color” y Pantone nos mantiene alerta cada año frente al anuncio del que será el Color del Año, que en el mundo creativo es algo así como el Oscar a la Mejor película.

Colores que son vestidos «a la manière» de influencers con cierta verborrea literaria que los ejecutivos del Pantone® Color Institute, utilizan con gran maestría para justificar su decisión a la hora de la elección.

Leatrice Eiseman, directora ejecutiva del Pantone Color Institute definía de esta manera al color rey (Coral) elegido en 2019:

“Así como los arrecifes de coral son una fuente de sustento y refugio para la vida marina, el vibrante pero suave Pantone 16-1546 Living Coral nos abraza con calidez y nutrición para proporcionar comodidad y flotabilidad en nuestro entorno en constante cambio»

Para la elección del color anual, en Pantone dicen que se sumergen en los entresijos del mundo buscando diferentes influencias, y que investigan diferentes sectores, desde el mundo del ocio y del entretenimiento hasta el mundo artístico, analizando, eso sí, ciertas condiciones socioeconómicas.

A punto de conocer cual será color 2020, nos llega que Laurie Pressman, vicepresidenta del Pantone Color Institute reveló en «petit comité», durante la visita que efectuó al “Sourcing at Magic” de Las Vegas que los colores Pantone para 2020 tienen aires marinos, que van orientados directamente al mar. ¿Será un guiño a la protección medioambiental?.

El azul será el rey indiscutible, su cortejo vendrá marcado por diferentes tonalidades marrones, que seguramente irán vinculados a nombres como «Soft Brown Almond» o algo parecido para envolvernos en un halo de sofisticación suprema. Un cortejo muy importante “inspirado en las algas secas y la madera a la deriva”. Por si esta combinación, (que pensamos será la turquesa y marrón de toda la vida) resulta algo manida, se le dan ciertos toques de un blanco arena (tipo playa caribeña) o de verde plancton marino.

Ante esta diversidad de tonalidades con las que se especula, y mientras esperamos que llegue la famosa elección, nos ponemos  a pensar que la tendencia cromática para el 2020 irá definida por la mezcla y la combinación de todos ellos.

Esperaremos ese nuevo color como al «mesías», será el maná que nos cae del cielo y nos rodeará durante 365 días. Lo veremos, aparte de en todo lo «pantonizado», en las pasarelas de moda, en decoración, publicidad, gráfica on y offline, Internet, webs, redes sociales… hasta caer agotados y declararnos fieles seguidores del blanco y negro (el influencer silencioso más cañero)